Disfruta del modernismo catalán viajando en autobús a Barcelona
Share

Hoy vamos a hablaros sobre el modernismo catalán, para que hagáis un viaje barato en autobús a ver los edificios modernistas de Barcelona. Los primeros orígenes de la arquitectura Modernista en Cataluña se encuentran en la nueva Escuela Provincial de Arquitectura, creada en Barcelona en 1871. Gaudí, Domènech i Montaner, Puig i Cadafalch, Enric Sagnier i Villavecchia, Rubió i Bellver y un gran grupo de excelentes arquitectos catalanes llenaron Cataluña de maravillosos edificios, que bien merecen un viaje en autobús a la capital catalana. Utilizando materiales de construcción tradicionales como el ladrillo, y nuevos como el hierro, el Modernismo catalán desarrolló nuevas tecnologías.

El Modernismo es un estilo básicamente orientado a un gran desarrollo de la decoración tanto en las fachadas como en los interiores. La arquitectura Modernista en Cataluña no se manifestó únicamente en edificios residenciales, sino que se expresó ampliamente también en edificios institucionales, religiosos, sanitarios y asistenciales, educativos, etc. Alguno de los edificios más representativos de este movimiento es la Pedrera, que es uno de los edificios residenciales esenciales de Gaudí y uno de los más imaginativos de la historia de la arquitectura. El edificio fue reconocido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en el año 1984 y está en el Paseo de Gracia.

Disfruta del modernismo catalán viajando en autobús a Barcelona

Disfruta del modernismo catalán viajando en autobús a Barcelona

También es muy interesante el Palau de la Música Catalana, una obra del arquitecto Domènech i Montaner que está en la Calle Palau de la Música. Este edificio es una sala de conciertos que fue inaugurada en el año 1908 y ha sido recientemente restaurada. El edificio es la sede del Orfeó Català, una prestigiosa institución catalana. También tienes que visitar uno de los símbolos de la ciudad, la Sagrada Familia, considerada la obra maestra de Antoni Gaudí, aunque a día de hoy continúa inacabada. Y es que este gran arquitecto catalán perdió la vida cuando iba de camino a la Sagrada Familia a trabajar en ella.

Otro edificio que merece la pena visitar es el Hospital de Sant Pau que se encuentra en la Calle Sant Antoni Maria Claret y es obra del arquitecto modernista Domènech i Montaner. Este edificio se trata de un conjunto monumental cuyo proyecto inicial se extendía a nueve manzanas del ensanche de Barcelona. La construcción finalizó en el año 1930 dada su complejidad. Acabaremos recomendándote una visita a la Casa Batlló, una residencia construida por Antoni Gaudí que se encuentra en el Paseo de Gracia. La actual Casa Batlló, es el resultado de la reforma total de una antigua casa convencional construida en el año 1877. Gaudí recibió el encargo de renovación total del inmueble del propietario Josep Batlló i Casanovas.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
Google Plus
Publicidad