Disfruta del pasado romano de Tarragona viajando en autobús
Share

Hoy vamos a proponeros un viaje barato en autobús a la ciudad de Tarragona para que disfrutéis de todo el patrimonio romano. Y es que Tarragona es una ciudad con una historia milenaria, conocida como la antigua Tarraco, fundada por los romanos, fue una de las ciudades más importantes del Mediterráneo. Este impresionante legado romano, símbolo de la actual ciudad de Tarragona, está declarado Patrimonio Mundial por parte de la Unesco. Y es que los principales atractivos arquitectónicos de la ciudad son romanos, como las murallas, el anfiteatro, el teatro, el circo, la torre del Pretorio, la necrópolis paleocristiana y los foros local y provincial.

Todos estos monumentos romanos de la antigua Tarraco los vamos a encontrar en el centro histórico de la ciudad. Además, a las afueras, vas a poder ver la pedrera del Mèdol, el acueducto del puente del Diablo y el mausoleo de los Escipiones. Por otra parte, no hay que desaprovechar la oportunidad de visitar la Catedral de Santa María y las casas Canals y Castellarnau. Además, aunque el mes de noviembre no es el mejor para ir a la playa, si hace buen día puedes pasear por los diecinueve kilómetros de costa del término municipal, en los que destacan playas como la Llarga, la Rabassada o la Fonda.

Disfruta del pasado romano de Tarragona viajando en autobús

Disfruta del pasado romano de Tarragona viajando en autobús

También puedes disfrutar con los espacios naturales de la desembocadura del Gaià y de Tamarit-Punta de la Mora, donde encontramos el castillo de Tamarit y la torre de la Mora. Sobre la Catedral, dedicada a Santa Tecla, puedes encuentrarla aproximadamente en el mismo lugar que el templo romano. La Catedral se empezó a construir en el siglo XII en estilo románico, se siguió en gótico y se consagró en 1331, pero quedó inacabada a causa de la Peste Negra. También tienes que ver el Anfiteatro romano, un edificio de forma oval construido en el siglo II cerca del mar, cuyas gradas se excavaron en la roca.

Este anfiteatro tenía capacidad para unos 14.000 espectadores y en su interior se celebraban las luchas de gladiadores con fieras y también las ejecuciones públicas. Otro lugar para visitar es el circo romano, un edificio destinado a las carreras de caballos y carros y se encontraba entre la Vía Augusta y el Foro provincial. Tenía una forma alargada y se calcula que tenía una capacidad de 30.000 espectadores. El circo de Tarragona se construyó en el siglo I y tiene la particularidad de encontrarse dentro de la ciudad. Por último queremos recomendarte el Balcón del Mediterráneo que se encuentra al final de la Rambla Nova y permite una visión privilegiada del Mare Nostrum, el puerto de Tarragona, la playa del Miracle y el anfiteatro.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
Google Plus
Publicidad