Disfruta de las setas haciendo un viaje en autobús
Share

Hoy vamos a proponerte que hagas un viaje barato en autobús para disfrutar cogiendo setas, ya que estamos en la época del año idónea. Y es que las salidas al campo para recoger setas son un gran atractivo para las escapadas de fin de semana. La península ibérica tiene una riqueza de especies fúngicas que la hacen especialmente interesante para el turismo de naturaleza. El momento álgido para estas salidas es el otoño, tras la caída de las primeras lluvias, cuando las setas crecen en el campo para deleite de los aficionados a su recolección, una actividad que potencia el desarrollo rural y el turismo de naturaleza.

El micoturismo gana adeptos y aunque en España no hay aún mucha oferta destinada única y exclusivamente a este tipo de turismo, sí es cierto que los alojamientos rurales tienen cada vez más en cuenta programar salidas al campo en las que se pueden coger setas. La península ibérica es rica en variedad de hábitats lo que la convierte en un territorio idóneo para la búsqueda de decenas y decenas de especies de hongos. Aunque debes tener cuidado e ir siempre con un experto, ya que algunas son comestibles y otras no, y es que ha habido casos en los que han provocado la muerte.

Disfruta de las setas haciendo un viaje en autobús

Disfruta de las setas haciendo un viaje en autobús

Por eso antes de fijar un destino, es necesario conocer las especies que podemos encontrar en él y siempre que sea posible ir acompañados de un experto en la materia. En cuanto a los mejores lugares en los que podemos salir al campo a buscar setas, en el norte, podemos viajar hasta Galdácano, en Vizcaya, una zona rica en variedades micológicas gracias a la combinación de un clima húmedo y templado con la existencia de diferentes hábitats en poco terreno. Entre los hongos comestibles en este enclave tenemos los boletus, níscalos, molineras o pardillas. El municipio vasco celebra todos los años entre octubre y noviembre las jornadas “Galdakao Mikologikoa”.

Ahora vamos al parque natural de la Sierra de las Nieves, en Málaga, donde tenemos 300 kilómetros cuadrados de castañares, pinares, encinares, pastizales de montaña o alcornocales donde nacen setas de cardo, boletus, níscalos o la “yema de huevo” que es como se conoce a la amanita caesarea. La región de Castilla y León alberga zonas de relevancia en provincias como Soria o Zamora, donde la celebración de jornadas micológicas o incluso la existencia de museos y asociaciones alrededor del mundo de las setas hacen de esta actividad un pilar esencial del turismo rural en otoño y primavera. Disfruta recogiendo setas haciendo un viaje barato en autobús este mes de noviembre.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
Google Plus
Publicidad