Quien visita Toledo siempre vuelve ¡y vuelve en autobús!
Share

Toledo es una ciudad que engancha, el que la visita vuelve, y lo hace de la manera más sencilla, sin necesidad de conducir, sufrir atascos, depender del clima y sin tensiones de ningún tipo, simplemente, reserva tu viaje en autobús a Toledo, siéntate en tu plaza y ya puedes ver una película, escuchar música, dormir, leer…sin preocuparte de nada más.

Visitar Toledo crea la sensación de estar viajando a los tiempos medievales, con sus calles empedradas por las que un día caminaron emires, caballeros y reyes, y es que en Toledo vivieron árabes, cristinas  judíos, dejando parte de su historia por las calles de Toledo.

Además otro atractivo turístico de Toledo es que es desde 1986 Ciudad Patrimonio de la Humanidad, y cuna de tres de las principales culturas del mundo. Toledo cuenta con tal cantidad de patrimonio histórico que muchos días descubren nuevos vestigios de las antiguas civilizaciones que pasaron por esta localidad.

Quien visita Toledo siempre vuelve ¡y vuelve en autobús!

Quien visita Toledo siempre vuelve ¡y vuelve en autobús!

Es habitual comenzar una visita en autobús barato a Toledo por la plaza de Zocodover y contemplar sus edificios, la mayoría de la época de Felipe II, y hoy en día es uno de los centros de la ciudad. También visitaremos en nuestro viaje en autobús barato a Toledo la catedral, considerada una de las obras magnas del gótico de nuestro país y actual sede de la Archidiócesis de Toledo.

También aprovecharemos para ver el Alcázar que se encuentra en la parte más alta de la ciudad de Toledo y es desde hace 6 años el Museo del Ejército, si quieres visitarlo por dentro, ten en cuenta que suele haber largas colas y es que su interés histórico es elevadísimo.

Otro de los lugares a visitar en el viaje en autobús a Toledo es la Iglesia de Santo Tomé, en cuyo interior podemos contemplar uno de los cuadros más famosos del mundo, “El entierro del Conde de Orgaz”, una de las primeras obras del El Greco. El Conde de Orgaz solicitó construir esta iglesia que es donde está su cuerpo enterrado.

Otro atractivo innegable de Toledo es su gastronomía, así pues, os recomendamos probar sus platos más típicos como son los mazapanes, la perdiz estofada, las migas, las gachas, el cordero asado y la sopa manchega.

También son típicas sus tiendas de artesanía, especialmente sus artículos de damasquinado y espadería.

A unos 30 km. de del centro de Toledo están las Barrancas de Burujón, una maravilla de la naturaleza que está declarada como Monumento Natural y se le conoce como el Pequeño Cañón del Colorado, un paisaje singular de cortados arcillosos.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
Google Plus
Publicidad