Los viajes low cost en autobús llegan a España
Share

A los líderes de transporte en autobús les están saliendo competidores que, por tamaño y ofertas, pueden representar una amenaza para su negocio. Y es que Megabus y Flixbus acaban de aterrizar en España y pugnan por convertirse en el Ryanair de la autopista, ofrecen billetes de entre uno y cinco euros en conexiones entre Barcelona y otras ciudades europeas. Además, desde ambas compañías han asegurado que pronto incluirán en sus rutas otras ciudades españolas. A medida que el fenómeno se extiende, surgen también comparadores de precios y aplicaciones que incluyen todo tipo de servicios, como la página web Autobuses.net, en la que encontrarás billetes baratos de autobús.

En esta reñida carrera por ofrecer los viajes más económicos en carretera, una de las primeras posiciones la ocupa la startup Flixbus, una plataforma digital que surgió hace cuatro años en Alemania y que ofrece billetes a partir de un euro. Nació tras la liberalización del sector del transporte en ese país, cuando tres amigos crearon una web donde las empresas de transportes locales podían inscribirse para recibir asistencia tecnológica y una marca global, a cambio de un porcentaje sobre las ventas. Se trata de una plataforma activa en 18 países y con una peculiaridad, es la primera empresa del sector de los autocares que tiene entre sus empleados a más ingenieros que conductores.

Los viajes low cost en autobús llegan a España

Los viajes low cost en autobús llegan a España

Los fundadores pensaron que el viaje en autobús perdió el atractivo que tenía y quieren recuperarlo y para ello se han basado en el sector de la economía colaborativa. Por otro lado, Megabus es una empresa británica que cuenta con una flota de autobuses propios de 80 plazas con baños a bordo, wifi, etc. Llegó en España hace dos años y ofrece billetes a partir de un euro, con un sistema de fijación de precios parecido al de las aerolíneas, el precio aumenta cuando se venden más localidades. Desde los comparadores de viajes destacan que en España, el flujo principal de los viajeros que abogan por los autobuses baratos proviene del extranjero.

Y es que de los usuarios que compran billetes en España un cuarto son españoles, el resto son turistas de otros países como EE UU, Francia, Italia, Alemania, Canadá y Australia. Por otro lado, Barcelona tiene un puesto privilegiado en este mapa de autobuses a bajo precio. No es casual que solo existen conexiones desde la ciudad condal con Francia, Italia, Suiza, Bélgica y Alemania. Y es que, a diferencia de países como Alemania, Francia o Reino Unido, el negocio de los autobuses low cost acaba de aterrizar en España. Según un estudio el precio medio de los billetes ha subido con respecto a hace cinco años, convirtiendo a España en uno de los países de Europa donde viajar en autobús es más caro.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
Google Plus
Publicidad