El turismo que apuesta por los viajes en autobús crece
Share

Parecía que iba a pasar de moda, pero no, el autobús como medio de transporte turístico, comparte protagonismo y gana posiciones al avión y al tren, a pesar de que haya vuelos cada vez más baratos (también con sus desagradables consecuencias, como el caso de Vueling de estos días), de que cada vez se empleen más los aplicaciones para compartir coche o que la Alta Velocidad conecte a buenos precios cada vez más localidades españolas.

El autobús como medio de transporte entre ciudades o países no ha parado de crecer en el último año. Y son muchos de los turistas extranjeros los que están apostando fuertemente por viajar en autobús, de hecho según las estadísticas, menos de una cuarta parte de los usuarios que viajan en autobús recorriendo la geografía española, son españoles. En cuanto a los españoles, los que más viajan frecuentemente en autobús para realizar turismo por nuestro país son mujeres de entre 18 y 40 años. También la mayoría de personas que se decantan por el autobús como medio de transporte viajan solas, y cuanto más grande sea el grupo a viajar realizando turismo, menos se emplean el autobús, hay que tener en cuenta también los precios de la Alta Velocidad para viajar en grupos de 4, por ejemplo.

El turismo que apuesta por los viajes en autobús crece

El turismo que apuesta por los viajes en autobús crece

Entre los turistas extranjeros que deciden viajar en autobús, destacan especialmente los de Estados Unidos, Australia, Canadá, Alemania, Italia y Francia. Y sus destinos más habituales viajando en autobús son grandes ciudades como Barcelona, Madrid, Sevilla, Málaga y Córdoba.

Y ¿cuándo se eleva más la demanda de viajes en autobús? En fechas especiales como navidad y Semana Santa, también en verano, cuando el tráfico lleva a duplicarse prácticamente y si hay fútbol en fin de semana.

En cuanto a precios medios, por ejemplo, un viaje en autobús cuya duración aproximada sea de 3 horas y 48 minutos tenemos billetes de autobús por 22.44 euros, podemos encontrar precios más baratos en otros países europeos, y a pesar de ello, vemos como el autobús gana usuarios.

Otro ejemplo que podemos poner es el de un viaje en autobús entre Málaga y Granada, que son unas dos horas y venía costando unos 15 euros en mayo. Y viajar en autobús entre Marsella y Barcelona, que son 8 horas de viaje, tiene un precio de unos 50 euros. Y a pesar de que no somos los más baratos de Europa a la hora de viajar en bus, el precio medio del billete de autobús ha ido bajando en nuestro país, un 15% desde el año pasado, y es que los autobuses han sabido hacer frente a sus competidores y además los españoles vamos viajando más que en plena crisis.

Otra ventaja de viajar en autobús es que los pasajeros no pagan nada por su equipaje, algo que en el avión, no sucede.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
Google Plus
Publicidad
Más Noticias de Autobuses