Prepara un viaje barato en autobús a la bonita localidad de Peñíscola
Share

En este artículo vamos a hablarte de Peñíscola para que te animes a hacer un viaje barato en autobús durante tus días libres del mes de marzo. Esta ciudad está en un punto privilegiado del Mediterráneo español y cuenta con un clima templado perfecto en esta época del año. Peñíscola tiene 17 kilómetros que discurren paralelos al litoral, y se reparten equitativamente entre las superficies forestales y los cálidos cultivos mediterráneos, entre los que no faltan el naranjo, el olivo y el almendro. La ciudad antigua está coronada por la que fuera morada del Papa Benedicto XIII, un castillo fortaleza del siglo XIV que se alza sobre un imponente peñón 64 metros sobre el nivel del mar.

El peñón está unido al continente por un cordón de arena que antiguamente desaparecía con las tormentas. En contraste con el casco antiguo, se encuentran las nuevas calles y avenidas de la zona turística. Cálidas aguas en verano y otoño, se reparten entre las extensas playas de fina arena al norte de la ciudadela y hermosas calas flanqueadas por abruptos acantilados al sur. En cuanto al Castillo, fue declarado monumento Histórico Artístico en el año 1931 y tiene un perímetro de 230 metros. El Castillo, construido por Los Templarios sobre restos de una antigua alcazaba árabe, sufrió pequeñas reformas bajo el mandato de Benedicto XIII transformándolo en palacio papal.

Prepara un viaje barato en autobús a la bonita localidad de Peñíscola

Prepara un viaje barato en autobús a la bonita localidad de Peñíscola

La imponente fortaleza se comenzó a construir en 1294 y fue terminada doce años después en 1307. Quienes poseían recursos y poder en aquellos tiempos para emprender y concluir tan rápidamente una obra de esta magnitud no eran otros que los enigmáticos caballeros Templarios. Es una sobria y robusta edificación, que ha llegado a nosotros en perfecto estado de conservación, aunque le falte una cuarta parte que se destruyó en el año 1814. También tienes que ver el puerto pesquero de Peñíscola ya que es un pueblo de tradición agrícola y marinera.

La industria pesquera sigue siendo un motor importante de la ciudad, y ello se evidencia en el número de embarcaciones que hoy en día todavía están en activo. Acercarse al puerto por la tarde y vea cómo los marineros descargan la captura del día, es una visita obligatoria. Por último queremos recomendarte una visita al Museo del Mar emplazado sobre el Baluarte del Príncipe, rinde homenaje a la tradición marinera de las gentes de Peñíscola. Se estructura temáticamente en tres áreas: Historia, Pesca y Fauna marina. En el podrán encontrar maquetas de naves, anclas, ánforas, cascos de bronce, documentos gráficos, medios audiovisuales y tres acuarios con especies marinas mediterráneas.

Comentarios
Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
Google Plus
Publicidad